BASKEROSENO
JOSH SHARMA

Trayectoria

Primeros pasos en NCAA

Josh Sharma (2.13/1996) se formó en la académicamente muy prestigiosa Universidad de Stanford. Con los CardinalS completó un ciclo de 4 años (2015-19). En los tres primeros, su participación fue bastante limitada (sobre los 10 minutos por encuentro).

Las cosas cambiaron en su año senior, donde logró ser titular en 24 de los 31 partidos que disputó y, con 22 minutos de medio por choque, logró firmar unos destacados 10.2 puntos, 7.1 rebotes y 1.3 tapones por encuentro.

Undrafted+Summer Leagues

A pesar de ser un jugador que había pasado durante mucho tiempo baja el radar, su crecimiento en su año senior no pasó desapercibido. Realizó workouts hasta con 16 franquicias NBA y, aunque no fue drafteado, fue invitado a disputar las Summer Leagues de Las Vegas y Salt Lake City con los Utah Jazz. Finalmente, Josh Sharma decidió probar suerte en el baloncesto europeo y firmó con el Spirou Charleroi de cara a la campaña 2019-20.

Salto a Europa

La liga belga suele ser un buen banco de pruebas para los rookies norteamericanos. Un escaparate adecuado para ir rodándose en el profesionalismo. Y a Sharma no le ha ido nada mal. Ha disputado algo más de 17 minutos de media por encuentro en la liga belga para firmar 8.7 puntos, 4.5 rebotes y 1.1 tapones.

Pese a sus minutos limitados ha logrado ser el segundo máximo taponador de toda la competición. Además, ha participado con su equipo en la FIBA Europe Cup, logrando 8.5 puntos, 6.1 rebotes y 1.4 tapones en casi 20 minutos en pista por choque.

SHARMA CHARLEROI

Cómo juega

Josh Sharma es un pívot puro legítimo de 2.13 de estatura. Físicamente es un jugador privilegiado, ya que es mucho más atlético y rápido de lo que pudiera aparentar a primera vista. Es un jugador con gran motor y siempre dispuesto a derrochar energía en la cancha.

Hambre de aro

En ataque es un finalizador ideal por sus características físicas. Juega muy bien el pick and roll, con muy buen timing para hacer el slip en los bloqueos.

Muy contundente en las cercanías del aro, siempre está preparado para anotar en los cortes y puertas atrás. Además, corre muy bien la pista en transición. Tiene un gran timing de salto que le permite sacar oro de cualquier balón que le llegue en forma de alley oop.

La muñeca definirá su futuro

No tiene excesiva mala mano y puede anotar en suspensión tiros cortos y desde la media distancia, sin embargo su rango de tiro aún no se ha extendido hasta más allá de la línea de tres puntos. Desde luego, los progresos en este aspecto calibrarán, en cierta medida, hasta dónde puede llegar en el profesionalismo.

Tampoco ha desarrollado un juego ofensivo de espaldas al aro efectivo y no es un jugador que busque el contacto en esta área.

En sus inicios, Sharma era un jugador con unos muy pobres porcentajes desde el tiro libre, pero actualmente se ha estabilizado en estimable acierto de alrededor del 70% (esta temporada ha firmado 69.2% en tiros libres entre liga belga y FIBA Cup).

Con un 64.8% en tiros de campo entre liga y FIBA Cup, logra un estimable TS% de 66.5% y una eficiencia ofensiva de 119.3 puntos por cada 100 posesiones ofensivas finalizadas.

No destaca por su capacidad de pase ni con su habilidad para el bote, como hemos comentado, es un finalizador claro.

Instinto para el rebote

Es un buen reboteador. Se ha situado en el Top20 en %TRB de la FIBA Cup (18.55%) y en Top10 de la liga belga (16.45%). Destaca su capacidad reboteadora ofensiva, tiene un excelente instinto para palmear fallos de sus compañeros y anotar en segundas oportunidades.

Gran taponador

Ese mismo instinto y buen timing de salto le hacen ser un jugador con notable capacidad para la intimidación en defensa. Ha sido el segundo máximo taponador de la liga belga y también segundo en la estadística avanzada de BLK% con 6.4%. EN FIBA Cup ha sido 5º en este aspecto con 7%.

Por lo demás, tiene buena movilidad en defensa, lo que le hace no quedarse clavado en la zona en el pick and roll. Sin embargo, debe mejorar algo su movilidad lateral y debe aprender a «pegarse» más en defensa.

Debe coger cierta dureza y no rehuir en ningún caso el contacto. También sufre problemas de faltas, ya que ha promediado 3.6 faltas cometidas en menos de 20 minutos en pista en las dos competiciones disputadas.

Conclusión

En definitiva, estamos ante un jugador muy prometedor. Un 2.13 ágil, móvil y con motor que se adapta perfectamente al baloncesto europeo.

Si consigue mejorar su tiro en suspensión y endurece su juego, estaremos ante un center de largo recorrido en Europa.

Otros análisis de Igor Minteguia
Nana Foulland
scouting shevon thompson raptors 905
Shevon Thompson
alpha kaba scouting
Alpha Kaba
tj cline hapoel holon
TJ Cline
Newsletter

¿Te gusta lo que ves? ¿Quieres más?
Contenidos exclusivos en tu e-mail.
Gratis. Porque sí.