BASKEROSENO

Trayectoria de Chikoko

Vitalis Chikoko (2.08/1991) nació en la capital de Zimbabwe, Harare, y comenzó a destacar en el basket de su país.

Debut en el Göttingen alemán

Dio el salto a Europa en 2011, debutando en la BBL germana con el BG Göttingen esa misma temporada (6.9 puntos y 4.5 rebotes de media en menos de un cuarto de hora de juego).

Su prometedor debut le permitió un contrato multianual con el Trier, explotando en la campaña 2014-15, en el que firmaría 12,3 puntos, 5,2 rebotes y 1,7 tapones de media en la Bundesliga.

Rumbo a Italia

chikoko reggio emilia

Sus buenas prestaciones no pasaron inadvertidas, siendo traspasado esa misma temporada al Reggio Emilia italiano con una participación limitada en el juego (4,1 puntos y 3,5 rebotes en 12 minutos).

Continuó su carrera en Italia, pero dando un paso atrás, disputando la Lega Due en la campaña 2015-16 con el Verona (8,6 puntos y 8 rebotes).

Paso breve por el FC Bayern München

Pronto se le abrirían las puertas a la élite del basket continental, ya que esa misma temporada el Bayern de Múnich lo reclutaría en calidad de cedido.

En la potente franquicia bávara finalizaría esa campaña disputando 15 partidos y promediando 6,3 puntos y 3,3 rebotes.

Se estabiliza en Pau Orthez

chikoko pau orthez scouting

En verano de 2016 recalaría finalmente en Francia, donde ha encontrado la estabilidad en su carrera. Durante tres campañas ha defendido los colores del Pau Orthez, aumentando sus prestaciones año a año. El pasado fue el curso de su explosión, logrando 15,4 puntos, 7,8 rebotes y 1,2 tapones.

2019-2020: Explota en Levallois

En la presente temporada defiende la camiseta del Bolougne-Levallois, equipo invicto en la ProA gala y con Chikoko demostrando ser uno de los postes más sólidos de la competición, firmando unos magníficos 17,7 puntos, 7 rebotes y 2 asistencias por encuentro.

¿Cómo juega Vitalis Chikoko?

Vitalis Chikoko es un pívot de 2,08 y gran envergadura que se sale un tanto del arqueotipo de pívot cotonou atlético, ya que sus recursos son más amplios que la de jugadores de parecidas características y origen.

Pívot ágil cerca de canasta

Comenzó su carrera siendo un poste liviano, ágil, atlético pero en las últimas campañas ha ganado en potencia física, en recursos ofensivos y en visión de juego; perdiendo, por contra, parte de la explosividad de sus inicios.

Chikoko es un jugador que ejecuta a la perfección el pick and roll y es un gran finalizador en las inmediaciones del aro.

Buenos movimientos al poste

Pero más allá de estas características comunes a tantos pívots cotonous, Chikoko es capaz de producir de espaldas al aro, gracias a sus rápidos reversos y un efectivo gancho de izquierdas muy difícil de defender (es zurdo). Utiliza muy bien la tabla y tiene un toque excelente en la pintura.

No es manco

Además, es un jugador que puede abrirse para lanzar en suspensión con efectividad desde la media distancia. En sus primeros años de carrera incluso probaba fortuna desde más allá del 6,75, algo que no se le ve hacer desde hace varias temporadas.

Es un jugador realmente seguro de cara al aro y sus porcentajes de tiros de campo se mueven entre el 60-65%.

Su acierto desde el tiro libre ronda el 70%, aunque no va en exceso a la línea.

Sabe pasar cuando toca

Vitalis Chikoko ha mejorado exponencialmente en su conocimiento del juego, convirtiéndose en un pívot con notable visión de juego. Es un buen pasador que también puede repartir juego cuando se encuentran con dobles defensas.

Actualmente, logra sumar un par de pases de canasta por encuentro y el pasado curso llegó a firmar hasta media docena de asistencias en un choque ante el Strasbourg.

Correcto en defensa

En defensa es un jugador que cumple. Ha ganado en físico y peso y aguanta bien el tipo en la defensa de espaldas en las inmediaciones del aro y es lo suficientemente ágil y móvil para defender el pick and roll y no quedarse hundido debajo del aro.

No es un jugador que a día de hoy destaque sobremanera por su explosividad y verticalidad pero su timing es bueno y firma un tapón por encuentro.

Chikoko es un sólido reboteador, tanto en defensa (23,34% en DRB% la temporada 2018-19), como en ataque (11,84% ORB% en la temporada 2018/19).

Conclusión

En definitiva, estamos ante un jugador que a sus 27 años ha alcanzando la madurez de su carrera. Sus progresos en los últimos 3 años han sido evidentes, ganando en físico, pero también en conocimiento de juego y en recursos ofensivos.

Si se consolida esta temporada, podrá subir un peldaño más en su carrera el próximo verano. Habrá que seguirle la pista muy de cerca.

Otros análisis de Igor Minteguia
scouting shevon thompson raptors 905
Shevon Thompson
alpha kaba scouting
Alpha Kaba
scouting dwight coleby
Dwight Coleby
Gyorgy Goloman
Gyorgy Goloman
Newsletter

¿Te gusta lo que ves? ¿Quieres más?
Contenidos exclusivos en tu e-mail.
Gratis. Porque sí.